Vote for me!

**Llegando casi al final de las visperas electorales, no dejo de sorprenderme con actitudes, comentarios, propagandas.
Sorprenderme?, que le podria parecer raro a uno a estas alturas?, sin embargo, prefiero no aceptar algunas cosas y seguir sorprendiendome.
Con esto no quiero dar la sensacion de que no respeto la decision agena ni mucho menos, pienso que cada uno sabrá ( o no ) por que hace las cosas…pero la cuestion esta en el como.

Un aspecto interesante de las votaciones hoy en dia, es la informacion. Ya no podemos darnos el lujo de escondernos bajo los mantos de la ignorancia, ya no podemos delegar la responsabilidad a quienes nos ocultaron verdades y nos engañaron con mentiras durante su campaña electoral; ya que tenemos todo esto a nuestra entera disposicion y a pocos segundos de distancia.
Quienes?, como?, cuando?, porque?, en vez del facilismo de votar al mismo candidato que mi vecino, esta uno realmente conforme con quienes estan postulados?, las propagandas de los Colectivos no siempre muestran las consignas con las que una mayoria podria disernir.

Los metodos que actualmente se utilizan para colocar en el mercado a un candidato politico como si fuera un desodorante garantizan de modo muy positivo al cuerpo electoral contra toda posibilidad de que escuche la verdad acerca de nada.

Es mas facil, si, quedarse con eso. pero….

Cabe tambien prestarle atencion a lo que este acto significa para el votante, en que lugar es ubicado, hacia donde es dirigido y la importancia que tienen las “no tan importantes” minorias…

La puesta en escena de las elecciones se propone hacer creer a nuestro hombre, por el contrario, que se encuentra muy solo. Y no solo eso – la mayoria debe resultar imponente no solo en numero, sino tambien por los signos de una superioridad moral -.
Cabe suponer que nuestro votante a sabido resistir gracias a su capacidad de discernimiento, a la propaganda, a una propaganda prolongada e inequivoca, que con gran habilidad ha ido intensificandose hasta el dia mismo de las elecciones. No ha sido facil la tarea de resistir; a lo anterior se añade que la adhesion que de el se demanda se ha revestido con la modalidad de unas preguntas sumamente respetables; se le invita a participar en unas votaciones en favor de la libertad o en pro de la paz. Ahora bien; Quien no ama la paz o la libertad?? Un monstruo habria de ser para no amarlas. Esta mera circunstancia confiere un caracter “criminal” al NO. El votante que emite un voto malo se asemeja al criminal que se aproxima sigilosamente al lugar del delito.

Y como hace ya mucho tiempo que viene celebrandose, de una manera cada vez mas irreflexiva, el culto de la mayoria, se pasa por alto la minoria. El papel que esta representa consiste en hacer visible, aplastante, la mayoria, pues esta dejaria de serlo si se hubiera alcansado el 100% de los votos.

Las condiciones actuales han echo que el voto se devalue, haciendo que este no valga mas que un vaso de vino, o un pedazo de pan para muchos, lo que hace de menester importancia el compromiso de los “otros”, de quienes realmente tienen la posibilidad de disernir y preocuparse por esto.. Obviamente todo este tipo de “karma” moral puede ser sustituido por una actitud autista hacia lo social, parecido a lo que afirmo Sartre en sus ultimos dias : “El infierno son los otros”..pero….
El pueblo nos ha permitido, por su actuar, dudar de sus capacidades como votante competente?
Deberiamos relamente de ser capaces, o son bases inherentes al ejercicio de nuestra libertad?

Un Skinner con aires aristocraticos decia:
“-Es el pueblo un gobernante competente?. No
Y cada vez menos competente conforme avanza la Ciencia Politica.
Lo unico que sabe el pueblo y sobre lo unico que se le deberia escuchar es si le satisface la situacion presente, y, quiza, si le gustaria otro estado de cosas. Lo que manifiestamente el pueblo ignora es como conseguir lo que desea. Este es un asunto reservado a los especialistas.

-Pero el Pueblo ha resuelto problemas de gran envergadura.

-De verdad? La practica usual en una democracia es votar no por un determinado estado de cosas, sino por un hombre que afirma poder conseguirlo. No soy historiador, pero sospecho que eso es lo que se ha querido decir siempre, cuando alguien se ha referido a la soberania del pueblo: Gobierno de un Hombre elegido por el pueblo.

-Admitamos que se necesitan expertos….pero….por que no elegirlos?

-Por una razon muy sencilla. El pueblo no esta en condiciones de evaluar a los expertos”

Creo que muchas son las razones que ameritan tomarse este acto con cierta seriedad y compromiso, es por eso que me sigo sorprendiendo, por que todo no da igual…
Somos capaces?, creo que deberiamos, ya que planificando con politicas de largo plazo, esta decision no es solo para hoy.

Saludos!

**La imagen es del Film “El hombre del Año” de Robin Williams, trata sobre el fraude electoral, recomendada 🙂